El sistema de emulsión directa Navigate™ contiene una fase continua de aceite en agua. Esta emulsión permite a los operadores perforar en formaciones problemáticas que requieren una solución saturada de sal, pero están limitadas por un gradiente de fractura más bajo que la densidad de la salmuera saturada. El sistema es efectivo en formaciones problemáticas como lutitas fracturadas o reactivas y en arenas agotadas.

En las formaciones que contienen sal, los sistemas de fluidos convencionales pueden requerir procedimientos costosos que afectan las propiedades del fluido y complican las operaciones. El sistema de emulsión directa Navigate™ reduce el lavado de sal, al tiempo que permanece tolerante al flujo de agua, al cemento y a los contaminantes comunes de los fluidos.

Navigate™ también proporciona ventajas al evitar la pérdida de circulación. Si bien los fluidos a base de aceite convencionales pueden afectar las densidades circulantes equivalentes, lo que a su vez puede aumentar los eventos de pérdida de circulación, la emulsión de aceite en agua Navigate™ puede mantener una densidad menor al tiempo que mantiene las características de los fluidos a base de agua. Debido a que las densidades de los fluidos se manipulan fácilmente ajustando las relaciones de aceite a agua, Navigate ofrece flexibilidad y facilidad para lograr las densidades deseadas de fluidos.

El paquete único de emulsionantes en el sistema Navigate emulsiona el aceite de manera fácil y completa, incluso en casos de cizallamiento bajo. Esto minimiza la separación de fases en las fosas, creando una emulsión químicamente estable. El viscosificador polimérico de Navigate™ crea un perfil reológico reductor de cizallamiento, que permite que el fluido se separe de los recortes en los agitadores. Esto da como resultado una menor retención de fluidos en los recortes, lo que reduce el costo total en la eliminación y reduce las pérdidas de lodo en el agitador.