Los viscosificadores y los modificacores de reología controlan las propiedades de flujo del fluido de perforación. Los fluidos tratados correctamente suspenden los agentes densificantes y los sólidos de perforación al tiempo que le dan al fluido un perfil reológico que optimiza las capacidades de limpieza de pozo y de penetración.