Mediante varios mecanismos de inhibición de lutita, incluyendo la química de polioles, la fase emulsificada, la salinidad complementaria, silicatos, y aminas, los inhibidores de lutita minimizan la capacidad del agua para hidratar la arcilla, lutita gruesa y las lutitas reactivas. La hidratación causa hinchazón, inestabilidad en el pozo, torque y arrastre elevados, y causa que se atore la tubería.