Los fluidos de perforación de yacimiento están diseñados para proteger la permeabilidad de la zona productora, al tiempo que proporcionan una mejor limpieza del pozo para lograr la máxima producción. Los fluidos de perforación de yacimiento están diseñados para manejar temperaturas y presiones elevadas en una amplia variedad de fluidos de base.