Pinturas y recubrimientos:

La barita se utiliza en recubrimientos debido a su cualidad de resistencia a la corrosión e inercia química. El sulfato de bario no reaccionará con ningún otro producto químico, y no se volverá amarillo. La barita de la serie ExBar® W es un polvo blanco brillante que se puede utilizar como una base de color neutro para todos los compuestos de color. El producto ExBar W1 se puede utilizar como un extensor de TiO2  en compuestos de pinturas y recubrimientos. La distribución del tamaño de partícula se controla estrechamente para evitar la presencia de partículas de gran tamaño en el producto terminado.

Plásticos y caucho:

El sulfato de bario se utiliza en los plásticos para reducir la demanda de resina. La densidad de la barita es mucho mayor que la mayoría de los aglutinantes minerales y se utiliza para densificar las piezas de plástico.  ExBar W1 se puede usar como un extensor de TiO2 para reducir el costo. El índice de refracción para el sulfato de bario es muy alto y sólo es superado por el dióxido de titanio.

Papel, plásticos, pinturas y recubrimientos:

El carbonato de calcio es el mineral aglutinante más ampliamente utilizado en las industrias de papel, plásticos, pinturas y recubrimientos. Se utiliza como un extensor de bajo costo del color blanco en las formulaciones de recubrimientos.  En la industria del papel se usa por su alto brillo y por las características de dispersión de luz. El carbonato de calcio también se utiliza ampliamente como material aglutinante en adhesivos y selladores.

Materiales de edificación y de construcción:

El carbonato de calcio se utiliza en la industria de la construcción, tanto como material de construcción y como ingrediente del cemento.  Se utiliza para hacer el mortero utilizado en pegar ladrillo, bloques de concreto, tejas para techos, compuestos de caucho, cubrir rendijas, revoques de yeso, cemento y azulejos decorativos.  El carbonato de calcio se descompone para formar dióxido de carbono y cal, un material importante en la fabricación de acero, vidrio y papel. Debido a sus propiedades antiácidas, el carbonato de calcio se utiliza en los mercados agrícolas y de tratamiento de agua para neutralizar las condiciones ácidas en el suelo y el agua.