La corrosión causa picaduras y fatiga a las superficies de metal, lo cual puede dar lugar a una falla temprana y repentina de componentes de metal como lastra barrenas, tubería de revestimiento y herramientas especiales. La corrosión se combate mediante películas protectoras, secuestrantes de oxígeno, inhibidores de incrustaciones y modificadores de pH.