La producción de arena a partir de formaciones no consolidadas se mitiga generalmente por medios mecánicos, por ejemplo, la instalación de cribas, paquetes de grava o ambos.

Se ha demostrado que estos métodos son efectivos, aunque también costosos y se ensucian con frecuencia. Una alternativa es usar un producto químico no dañino para evitar la migración de arena del yacimiento productor, el cual puede agregarse durante la terminación inicial del pozo o emplearse para remediar los problemas de producción de arena en los pozos existentes de producción o inyección.

El producto de control químico de arena de Newpark se puede bombear de manera forzada fácilmente hacia el yacimiento sin la necesidad de un equipo de reacondicionamiento o un equipo de alta presión extrema, ofreciendo así una alternativa económica no perjudicial para maximizar la tasa de producción/inyección libre de arena del yacimiento.